Hampshire Down

Es una de esas razas de ovinos de caras negras que esta difundida en casi todos los países de Europa y América.

Son animales que responden al tipo de animal de carne con caja ancha y profunda, y de líneas laterales paralelas en un mismo plano.

Tienen una pigmentación castaño oscuro vívido, cuyos pelos suaves cubren las orejas, la cara, y las extremidades (rodillas y garrones para abajo).

Son robustos, de fuerte conformación ósea y gran resistencia a las variaciones climáticas, desarrollándose adecuadamente sobre pasturas naturales.

Se destacan por su gran precocidad, que se transmite por herencia y se manifiesta por una correcta alimentación.

La oveja madre es fuerte, longeva y prolífica. El carnero es extremadamente prepotente; transmite sus condiciones de precocidad cuando se cruza con otras razas, los machos adultos pesan entre 130 a 150 kg promedio y las hembras de 75 a 80 kg.

ORIGEN

Se debe su origen al cruzamiento de los primitivos ovinos de cuerno Wiltshire y Berkshire Knots con el Southdown, estos animales como la mayoría de los antiguos ingleses no tenían ninguna semejanza con las actuales razas evolucionadas. Presentan un cuerpo estrecho con piernas largas y cuernos corvados para atras.El Berkshire Knots poseia la cara y las piernas negras.

En el año 1835 esas razas ya estaban prácticamente desapareciendo por el cruzamiento de absorción con el Southdown.

El Hampshire Down fue exibido por 1era vez en la Exposición de Oxford en 1840, con el nombre de West Country Down. La Royal Agriculturl Society of England reconocio esos ovinos ya mejorados como una raza en 1861

VELLON

Cubre todo el cuerpo; es de tipo compacto, de mecha cuadrada y color blanco. No debe presentar hebras marrones o negras entremezcladas, ya que son falta de calidad y de descalificación.

PIEL

Debe ser rosada y no azulada, no debe tener hebras o manchas negras ni de otra coloración, tampoco debe tener pelos o chillas, sea en el vellón o en la cabeza, donde es más fácil de encontrar. Esto significaría que hay fibras pigmentadas con melanina, un pigmento negro en forma de gránulos que aparecen en la piel y en las fibras de lana, fuertemente heredables.

La lana es áspera al tacto, con una finura promedio de 27 a 32 micrones, en cuanto al exceso de lana alrededor de los ojos es un problema serio ya que afecta a la visión. La cara cubierta significa menor desarrollo y fertilidad, por lo tanto no es una característica deseable.

CABEZA

Es grande, pero no tosca, con amplia separación entre las orejas, sin cuernos ni rudimentos de ellos, de carácter vivaz y con los rasgos de masculinidad y refinados de la raza.

NARIZ

También llamada morro, debe ser ancha y chata, aunque persista en la raza algunas más largas y afinadas, que no son defecto. Tiene pelos negros o pardos oscuros en toda su superficie, pero con la edad suelen aparecer pelos blancos en la boca y en la punta del hocico.

La lana ubicada debajo del mentón tampoco debe tener hebras de color.

OREJAS

Son de la misma pigmentación, dispuestas horizontalmente, largas, sin manchas ni lana blanca, que es defecto; no son acartuchadas o demasiado puntiagudas, sino que tienden a ser redondeadas en sus extremos. Es defecto la oreja muy afinada, la gruesa en extremo o la muy corta.

CUELLO

Debe ser fuerte y musculoso, y debe permitir que se destaque la cabeza en forma elegante por sobre los hombros, con la vivacidad propia de la raza.

CUERPO O TORAX

Cilíndrico, macizo, bien largo y profundo. La tipología actual busca una conformación de mayor tamaño y longitud para la obtención de más carne, algo logrado sobre el viejo tipo inglés de patas mas cortas y menor longitud.

Las paletas tienen que ser lisas en los costados y bien separadas, insertadas correctamente y sin sobresalir sobre los omóplatos. Es defecto que las paletas sean cortas y abiertas, es decir, no paralelas. El nivel de la grupa debe ser del mismo alto que el de la cruz, si se observa al animal de costado.

PECHO

Debe ser ancho, liso bien desarrollado y profundo, pero la tipología actual, caracterizada por los neozelandeses, no prioriza la anchura del mismo, por poder provocar problemas de parición.

COSTILLAR

Tiene que ser saliente y combado, de buen hueso y acoplado a los huesos de la cadera.

CUARTOS TRASEROS

Son la parte de mayor valor comercial del animal y debe prestarse preferente atención a su carnosidad y forma redondeada, con nalgas anchas, llenas y compactas. Es la primera calidad que debe reconocerse en las razas de carne.

LA CRUZ Y EL LOMO

Deben ser de fuerte estructura ósea, ya que sobre ellos se encuentran los cortes mas valiosos. Son descalificables toda desviación pronunciada de la columna vertebral.

COLA

Tiene que estar colocada bien alta e insertada, sin subir el nivel del espinazo o lomo. Es objetable el animal caído de anca ya que debe ser de estructura amplia y ancha.

MANOS Y PATAS

Deben ser de articulaciones fuertes, con patas poderosas e igual pigmentación que la cara, con garrones y rodillas de hueso destacado y el nacimiento de las mismas bien separado, cuidando el buen aplomo, sin desviaciones de sus miembros hacia adentro o hacia afuera.

Un aspecto a tener en cuenta es que la pigmentación oscura de los aplomos no suba más allá de los garrones.

Las patas deben ser de garrón corto y derecho; las piernas largas y de poco hueso se consideran defecto.

Las manos tienen que ser fuertes y bien aplomadas, proporcionadas al volumen del animal.

Las pezuñas negras son característica racial, y tienen que ser de un tamaño acorde con el peso del animal.

APTITUDES

La cría de ovinos para carne el Hampshire (cara negra) ocupa un destacado lugar por su precocidad y gran desarrollo, en Inglaterra donde es criado en pastos cultivados, los corderos, acostumbran a aumentar entre 400 a 500 grs por día y con 6 meses de edad llegan a pesar 50 kg vivos con un rendimiento del 60% después de sacrificado. Esta raza es la más empleada en cruzamientos con razas mixtas o animales mestizos.

DEFECTOS HAMPSHIRE DOWN
No se admitirán animales que presenten los siguientes defectos:
– Cuernos
– Manchas y fibras negras en el cuerpo
– Obstrucción de conducto lagrimal debido al exceso de lana en la cara, dificultando la visión.
– Anca muy inclinada, caída
– Cuartillas largas y que claudican
– Malformaciones orales
– Los cascos con manchas blancas
– Exceso de piel suelta bajo el cuello, formando arrugas.
– Constitución muy débil.